viernes, 9 de abril de 2010

BIBLIOGRAFÍA

Algunos de los libros relacionados con el aprendizaje de la aplicación del método de estimulación temprana son:


  • "Cómo multiplicar la inteligencia de su bebé". Glenn J. Doman, Janet Doman. Editorial Edaf.

  • "Cómo enseñar a leer a su Bebé". Janet Doman, Glenn J. Doman. Editorial Edaf.

  • "Cómo dar conocimientos enciclopédicos a su bebé". Glenn J. doman. Editorial Diana.

  • "El método de los bits de inteligencia". Victor Estalayo, Rosario vega. Editorial Edelvives.

En la editorial Everest (entre otras muchas), encontramos material para aplicar los bits:



  • "Bits Everest de inteligencia". Editorial Everest.

jueves, 8 de abril de 2010

LOS BITS DE INTELIGENCIA



Actualmente no hay duda de la importancia de la estimulación temprana. Todos sabemos que hasta los seis años es la etapa fundamental de desarrollo del cerebro y e ahí la importancia de ayudar al niño desde su nacimiento para que llegue al máximo de sus potencialidades. No se trata de crear niños superdotados o de rendir culto a la inteligencia sino de a ayudar a los niños a tener interés y pasión por el mundo que les rodea y a pensar mejor, lo que implica vivir mejor, ya que el ser humano fija su proyecto de vida de acuerdo a su razonamiento.

En pro de esta causa, de estimular al niños desde muy corta edad surge esta metodología creada por el médico estadounidense Glen Doman, cuyo objetivo es la estimulación del niño para que aprenda: “Cualquier niño tiene en el momento de nacer una inteligencia mayor de la que luego llega a ejercer”, afirma el especialista. Doman perfeccionó este juego para utilizarlo como estimulación visual de los niños con problemas cerebrales. Debido a sus positivos resultados pronto decidió darlo a conocer al mundo.



En qué consiste el juego de los bits de inteligencia

Muchos padres dejan de enseñar cosas a sus hijos por considerarlos muy chicos para aprenderlas. Sin embargo, en este sentido vale la pena recordar que los niños pequeños tienen un interés más universal que nadie. El ser humano es curioso por naturaleza y tiene gran capacidad de aprender. Por eso, conviene darles cuanto antes gran cantidad de estímulos a modo de siembra, sin crear tensión sino jugando y esto es lo que pretende este juego.

Un bit, es una unidad mínima de información. El método trabaja a través de categorías de bits de inteligencia- nombre que agrupa a un mínimo de imágenes relacionadas – y por medio de áreas del conocimiento. Se trata de presentar a los niños láminas que agrupen diferentes áreas temáticas y de gran calidad. Glenn Doman, decidió dar a los niños que educaba mucha y valiosa información de un modo semejante. En sentido amplio, los Bits de Inteligencia son estímulos simples que se perciben a través de las cinco vías sensoriales. El juego de los Bits funciona sólo si las imágenes representan algo novedoso para los niños, si son grandes, hermosas y simples, esto es, con un solo estímulo.

Premisas de las que se parte:



-El método de los bits de inteligencia se basa en la psicología infantil y en las exigencias de estimulación: satisfacer la curiosidad infantil.
-Los bits de inteligencia son estímulos visuales que los niños perciben como un juego: son láminas grandes y atractivas.
-Los niños están ávidos de información. Tienen una capacidad especial para almacenar información simple.
-La eficacia de la estimulación depende de la cantidad y calidad de estímulos recibidos, como los bits de inteligencia.

Metodología

La mamá elige unas láminas que tengan en común lo más posible o que pertenezcan a la misma categoría, por ejemplo, aves, medios de transporte, banderas de países americanos, mariposas, instrumentos musicales de cuerdas etc..

El juego dura sólo unos segundos y se juega tres veces. Se anuncia la categoría y se muestran las imágenes rápidamente, una tras otra, diciendo con entusiasmo el nombre correspondiente que está escrito en el reverso de la lámina. La idea es que el niño se quede con ganas de más. Ahí está la clave: la sesión ha pasado tan rápido que te deja al niño entre encantado y deseoso de volver a verlo. Durante cinco días seguidos se repiten tres veces los mismos bits, aunque barajados, al ritmo de uno por segundo, con intervalos largos entre sesión y sesión. Después, se cambian por otros sin comprobar si el niño se los sabe. Aquí lo único importante es que sea entretenido y el niño lo pase bien. Se aconseja que las categorías sean muy variadas y que, poco a poco, aumente la cantidad de bits que se utilicen. De tres a cinco categorías de unos cinco bits cada una es lo ideal.

Objetivos

Además de que el niño lo pase bien y se entretenga, la metodología pretende despertar en el niño el deseo de explorar, descubrir y aprender. Instintivamente eso le interesa y le produce placer.

Los objetivos del juego de los bits de inteligencia son desarrollar la memoria visual y auditiva mediante datos de gran calidad e interés, crear redes neuronales de información, desarrollar la inteligencia aprendiendo a relacionar unas informaciones con otras y, sobre todo, aficionar a los niños a distintas áreas del conocimiento como la música, pintura o biología. De este modo cuando sean mayores y los profesores les pasen temas relacionados con lo que vieron en los juegos, encontrarán una buena actitud de aprendizaje en estos alumnos, apoyados en imágenes mentales y en gratos recuerdos infantiles.

En definitiva los objetivos que se persiguen son:
-Creación de ideas previas.
-Desarrollo de las redes neuronales.
-Desarrollo de las vías visuales y auditivas.
-Desarrollo de la inteligencia potencial de los niños.
-Alimentar y prolongar la curiosidad de los niños.
-Favorecer el crecimiento cerebral y el perfeccionamiento de las vías neuronales.
-Apasionamiento de los niños.




martes, 23 de marzo de 2010

¿QUÉ ENTENDEMOS POR ESTIMULACIÓN TEMPRANA?









La estimulación oportuna (temprana), conocida también como estimulación temprana; busca estimular al niño (a), de una forma oportuna como su nombre lo indica, no pretende hacerlo en forma temprana (antes de tiempo). El objetivo no es desarrollar niños precoces, ni adelantarlos en su desarrollo natural, sino ofrecerles una amplia gama de experiencias que sirvan como base para futuros aprendizajes.

Recordando que todo aprendizaje se basa en experiencias previas, entonces, mediante la estimulación se le proporcionarán situaciones que le inviten al aprendizaje. La idea es abrir canales sensoriales para que el niño (a) adquiera mayor información del mundo que le rodea. Es sumamente importante conocer al niño (a) y hacerle una valoración observación focalizada, para saber por dónde empezar a ofrecerle las experiencias, dando énfasis en sus áreas de desarrollo y al mismo tiempo ir estimulando la atención, la memoria y el lenguaje.

La estimulación oportuna, debe enmarcarse en dos corrientes o teorías: apoyar el desarrollo madurativo del niño (a) y la que señala que el desarrollo es un producto de experiencias y aprendizajes. La idea es lograr cruzar ambas corrientes o teorías, por un lado respetando el nivel de madurez de cada individuo, así como sus características personales y, por el otro, proporcionar experiencias enriquecedoras en las áreas por desarrollar.

Estudios genéticos dicen que la inteligencia está determinada en un 80% por la herencia y en un 20% por el medio ambiente, por lo tanto, lo que se puede hacer por los niños es sorprendente, los investigadores han informado a los educadores que el cerebro tiene una evolución desmedida en los primeros años de vida por lo tanto es el momento justo donde el aprendizaje tendrá una fuerza impresionante, de ahí la necesidad de una “Estimulación oportuna”.

Es fundamental que los padres y madres de familia, y más adelante los educadores, le brinden al niño (a) un ambiente rico para poder despertar sus energías ocultas. Con esto lograremos en un futuro niños(a) más investigadores, seguros, audaces, y capaces de ir en busca de la satisfacción de sus propias necesidades teniendo con esto aprendizajes significativos, lo cual quiere decir que el aprendizaje tenga un sentido real para el niño (a), dejando atrás el aprendizaje mecánico y vacío, que posteriormente llevará a muchos al fracaso escolar.

Desde antes de nacer, en el cerebro del niño comienza a presentarse la sinapsis, que consiste en las conexiones entre neuronas. Este proceso se prolonga hasta los seis o siete años, momento en el cual no se crean más circuitos. Durante éste tiempo algunos circuitos se atrofian y otros se regeneran, por esto, nuestra misión dentro de la estimulación es conseguir el mayor número de conexiones para que no se pierdan. La estimulación hace que un circuito se regenere y siga funcionando y mantenga viva a la célula.

Consideramos importante que el bebé participe en un programa de estimulación oportuna a partir de los 3 meses, ya que antes de esto el niño se está adaptando a su nuevo mundo, su nuevo hogar, sus padres y a su ambiente. Además durante las primeras semanas de vida la cantidad de estímulos es inmensa. Hay que dar tiempo a que el bebé se adapte para después llevarlo a una asimilación gradual de un mundo más amplio y con estímulos de mayor magnitud y muy diferentes entre sí.

La estimulación debe iniciarse de manera espontánea en casa. Desde que el niño nace ya nos encontramos con sus respuestas y aunque éstas sean de una manera automática a los estímulos exteriores, son los reflejos con los que viene dotado todo ser humano.

Los reflejos van desapareciendo en la medida que el sistema nervioso vaya madurando, por lo tanto, es recomendable darle masaje al bebé, acariciarlo, hablarle mucho, por ejemplo; a la hora del baño irle nombrando las partes de su cuerpo, hacer movimientos ligeros de piernas y brazos; trabajar su sentido visual estimulando primeramente la fijación de un objeto y posteriormente el seguimiento del mismo, por ejemplo con móviles; su sentido olfativo se estimula con diferentes aromas; su sentido auditivo se estimula favoreciendo la capacidad de atención a los sonidos, lo cual es todo un proceso sin fin, pero maravilloso.

Iremos viendo grandes progresos en el segundo y el tercer mes, pues se logra mayor tono muscular y con esto más control de los movimientos, mostrará mayor actividad; ya se ha adaptado a su primer ambiente, su entorno inmediato. Es muy importante que durante el primer año, el niño (a) tengan amplias y agradables experiencias que le permitan ir conformando su mundo y su SER.

En este momento podemos pensar en proseguir la estimulación fuera de casa, en un lugar donde se ofrezcan objetivos claros de acuerdo al nivel de madurez del niño, o, por el contrario, seguir en la casa pero con un plan más estructurado para despertar en el bebé todo su potencial.

Los niños llegan al mundo con una asombrosa capacidad para hacernos conocer qué es lo que ellos ven, lo que oyen, lo que tocan y qué es lo que sienten, ellos se están preparando para conocer su ambiente, han nacido para aprender.

Es un tiempo mágico en el que el bebé responde a su entorno a través de la reflexión de sus acciones y poco a poco va tomando conciencia y decisiones sobre cómo debe reaccionar, el bebé va recopilando información de sus experiencias y luego las revierte a la realidad. El niño es un participante activo e interactúa con su mundo.

El bebé descubre las cosas examinando cómo su mundo afecta su cuerpo. Aquí podemos ver la importancia de las sensaciones en su aprendizaje, cuando el pequeño es capaz de tomar las cosas en sus manos, comienza a explorar y a entender la relación entre causa y efecto. Lo podemos ver también cuando suelta un objeto y lo vuelve hacer repetidamente, está observando y descubriendo qué es lo que sucede, posteriormente lo lanzará desde su silla. Un bebé adquiere nuevas habilidades constantemente.

Todo el pensamiento es inseparable de la acción y depende de ella, en la acción podemos ver procesos de adaptación, es decir, de adaptación a las relaciones que establece el niño con su medio. A través de estos intercambios y con base en la experiencia, el bebé va construyendo su conocimiento.

El niño viene dotado de ciertas habilidades innatas y es responsabilidad de quienes están en su entorno lograr que esas habilidades sigan su desarrollo al máximo. La forma en que el niño procesa información tiene cambios muy fuertes durante el primer año de vida: la procesa cada vez más rápido; esto da lugar a los cambios que se suscitan en el cerebro. Los genes son los que proporcionan el potencial, pero es el medio ambiente el que determinará cuánto de ese potencial se utilizará. Por tanto la herencia y el ambiente se cruzan entre sí una vez más.

El niño, desde el nacimiento hasta aproximadamente los dos años y medio, se encuentra en la etapa sensorio-motriz. Como su nombre lo dice es una etapa motora en que el niño experimenta un progreso de todo su cuerpo para lograr erguirse y caminar. También en esta etapa el niño conoce su mundo a través de los sentidos (chupando, palpando, viendo, oyendo, sintiendo, etc.).

Por esto, resulta muy sano que a un niño se le lea y se le ponga en contacto con las letras (lenguaje). Es más importante llenarle su mundo de cosas concretas que de abstractas, por tanto es necesario que saquemos los libros a la vida real, permitiéndoles que los toquen, manipule, chupen y huelan, que utilicen material que se encuentra plasmado en los libros en la vida real. Por ejemplo, si el cuento habla de una gallina y sus pollitos, deberíamos tener a la mano (en forma concreta) una gallina y unos pollitos; para así dejar que los manipule y vaya estableciendo sus propias relaciones cognitivas. La gallina y los pollitos pueden ser de peluche, de plástico con sonido, etc., así, le estaremos dando más significado y por lo tanto tendrá mayor interés y se enriquecerá con las experiencias, partiendo siempre de experiencias para aprender, lo que se conoce como Aprendizaje significativo.

Un niño no sabe más por el simple hecho de leer o caminar antes que otros, un niño (a) sabrá más en relación a la estimulación que se le proporcione y al lograr despertar en él el interés por el conocimiento y la investigación.

Es recomendable que se les lean cuentos todos los días y, en la medida de lo posible, de acuerdo a su edad, se debe iniciar con preguntas acerca de qué creen que sigue o de qué piensan que se tratará el cuento por el título del libro (lo que se conoce en lectura como anticipación). Es bueno seguir la lectura con el dedo ya que los niños comienzan a darse cuenta de la direccionalidad así como de que en las letras dicen algo y comienzan a darle significado a las mismas. Si bien es cierto que hay niños que a los dos años y medio ya leen algunos letreros, también lo es que se trata de una forma memorística – mecánica (como leen la mayoría de los niños (a) y adolescentes), ya que para iniciar con este aprendizaje se necesita de cierta madurez para la comprensión de aspectos arbitrarios como lo son las letras. El niño debe haber adquirido una lateralización espacial, discriminación visual, discriminación auditiva, coordinación viso-motriz y buena articulación en su lenguaje. Si todo esto anda bien junto con su aspecto emocional y la motivación que se le da al acto de leer, el niño aprenderá a hacerlo de manera gustosa y placentera. Así estaremos seguros de que será un gran lector y, lo que es más importante, que será en el momento en que su nivel de madurez se lo permita y cuando realmente le encuentre un gusto y una utilidad.

Además si el niño (a), adquiere ese gusto natural por la lectura, será un beneficio interminable a lo largo de su vida; donde realmente se trabajó un proceso analítico, que respetó su proceso psicológico o de análisis y que puso al niño frente a la palabra o frase con un significado para él, dejando atrás signos, sonidos o letras sueltas o muertas, pues no significan nada por sí solas.

Demos a los niños tiempo sin la presión de querer que forzosamente aprendan algo antes que los demás, pues esto únicamente es por la necesidad de satisfacer un ego. Regalemos estímulos y armas suficientes en las que basen sus futuros aprendizajes y sobre mucho afecto, cariño, atención; esto sí es realmente importante en su primera infancia, con esta fortaleza los niños aprenderán lo que necesiten aprender o lo que deseen aprender, es más importante formar personas felices que personas intelectualmente desarrolladas pero inadaptadas socialmente.

Finalizo recordándoles la importancia del gateo para el niño (a), por lo cual no debemos permitir que se salten esta etapa. Para que un niño(a) logre gatear tendrá primero que arrastrarse, para lo cual debemos estimularlo. El gateo se presenta entre los 8 meses y el año de edad, en algunos casos se puede dar unos meses antes, de acuerdo con la fortaleza y a la motivación que se le dé, pero todo este tiempo es considerado normal.

Aproximadamente a los 5 meses es bueno dejar al niño por ciertos períodos en el suelo, boca abajo, con algunos objetos frente a él para que se sienta incitado a tomarlos, mientras nosotros con nuestras ejercemos cierta presión en las plantas de sus pies para ayudarlo a empujarse. También podemos colocarlo sobre nuestros muslos de manera transversal y poner cerca un objeto que pueda llamar su atención, él intentará alcanzarlo y con la inclinación que presentará al estar en esta postura se empujara. Ponerle objetos hacia el frente ligeramente dirigidos hacia algún lado (derecha o izquierda) al tratar de alcanzarlos tenderá a irse de lado y necesitará hacer fuerza con sus antebrazos para mantenerse en su lugar. De esta forma estamos dando fortaleza para el gateo en brazos y el niño estará estableciendo estructuras para una adecuada posición de acuerdo con sus movimientos, al tiempo que estimularemos el manejo de su eje de gravedad.

El hablar de la importancia del gateo se debe a que se logra establecer el patrón cruzado, ayudando con esto a lograr una mayor coordinación así como a comprender conceptos de distancias (cerca-lejos) y a resolver problemas de espacialidad, con lo que será capaz librar obstáculos o para pasar sobre ellos. De igual manera, la gama de experiencias táctiles se incrementa profundamente y se realiza en forma más óptima el desarrollo del lenguaje, el cual va unido al desarrollo motor. La mayoría de niños (as), que sufren de retraso en su desarrollo motor, les sucede lo mismo con su lenguaje.

Adelante con estos niños y niñas, que de acuerdo a la estimulación y apoyo recibido, serán individuos exitosos.

http://www.psicopedagogia.com/estimulacion-temprana

Conocimiento, autoestima y diversión para tu bebé

El desarrollo intelectual de un bebé puede apoyarse gracias a las actividades de la estimulación temprana
En la actualidad se sabe que un bebé sano nace con gran potencial de desarrollo y que está en su entorno y educación la oportunidad de que, con los años, sea un niño de grandes aptitudes y capacidades. Todo esto está en las manos de los padres, que desde el vientre materno pueden comenzar la preparación del pequeño que está por llegar. El mundo globalizado cuyas tecnologías avanzan a pasos agigantados y en el que la evolución es constante, es sin duda alguna un fuerte reto para las nuevas generaciones.
Desarrollar las habilidades al máximo no sólo representa una ventaja para los pequeños, además puede resultar muy divertido y hay numerosas formas de hacerlo, una de ellas, la valiosa técnica de la estimulación temprana.

Pero, ¿qué es? En realidad es muy sencillo, ya que se trata del conjunto de medios, actividades y herramientas que sustentan su funcionalidad en bases científicas, éstas se aplican de forma secuencial para el aprendizaje del bebé, pueden ser juegos, movimientos, o un sinfín de actividades recreativas.

Su práctica está ampliamente recomendada desde la gestación, y es que hoy en día se conoce que desde el cuarto mes el bebé ha desarrollado su oído, de ahí la música prenatal que forma parte importante en la estimulación. Por otra parte, será hasta los seis y siete años de edad, cuando un niño retenga con mayor énfasis la información que recibe, por ello, es básico que en ese lapso se le preste mayor atención a su preparación intelectual. Al estimular a un pequeño, realmente se le están presentando diversas oportunidades para explorar, adquirir destrezas y aprender y entender lo que pasa en su entorno de manera natural.

Métodos novedosos

Una forma de estimulación temprana que ha ganado popularidad y aceptación es la que se enfoca en impartir conocimiento, aquella con la que el menor puedo conocer, identificar y por ende, aprender nuevos idiomas.

Relacionarse con personas de cualquier parte del mundo es una actividad por demás sencilla gracias a las nuevas tecnologías, la barrera sigue siendo el idioma.
Sin embargo, combinando los avances tecnológicos con diversas técnicas de aprendizaje es posible que tu bebé se divierta, juegue, y reconozca cientos de pablaras en idiomas de gran dominio como mandarín, inglés, francés, alemán, italiano, español y portugués.

Uno de los métodos que ofrecen esta oportunidad es el de Bebé Poliglota, que promueve el desarrollo físico, psicomotriz, intelectual, lingüístico y social para los pequeños, que a través de la fonética y sus sentidos aprenderán a la vez que se divierten. El material didáctico compuesto por videos, plastilina, tarjetas, música neurolingüística y libros con calcomanías, es sin duda llamativo y atrapante para ellos, y a cada momento disfrutarán mientras exploran y aprenden nuevas palabras.

Educar y preparar a tus hijos para enfrentar con éxito el mundo, es una de las mejores maneras de fomentar su confianza y autoestima, pues un pequeño que se siente preparado y que conoce, también se siente seguro en el ámbito social en el que se desenvuelve.

http://www.informador.com.mx/suplementos/2010/179832/6/conocimiento-autoestima-y-diversion-para-tu-bebe.htm





martes, 16 de marzo de 2010

NOTICIAS EN TELEVISIÓN DE LA APLICACIÓN DE VARIOS MÉTODOS DE ESTIMULACIÓN TEMPRANA.









En este caso,es el método Doman el que es noticia en Extremadura. Un millar de estudiantes (niños de tres años) se beneficiaron de este método pedagógico a través de la intranet en Estremadura. Setenta profesores de la Región trabajaron su aplicación en el aula.













Un reportaje sobre la estimulación temprana emitido por Informativos Telecinco en el mes de Marzo de 2008.

VIDEOS QUE MUESTRAN APLICACIÓN DEL PROGRAMA EN NIÑOS







En este caso podemos visualizar la aplicación de un método para el aprendizaje temprano de la lectura. En nuestro vídeo vemos a una niña de diecisiete meses que a través de unas tarjetas aprende a identificar palabras. Normalmente las letras que aparecen en la tarjeta serán de color negro o rojo. La niña es capaz de leer todas las palabras que le muestra su madre.











Vemos ahora la aplicación de un método de estimulación temprana en el aula. Su aplicación se lleva a cabo en el Centro Bilingüe de Estimulación Temprana BRISBANE

sábado, 13 de marzo de 2010




CÓMO ESTIMULAR A UN BEBÉ

Los estímulos y las actividades adecuados a la edad y a la capacidad de cada niño

La estimulación temprana o atención temprana infantil se basa sobretodo en la repetición, a la que los expertos denominan unidades de información o bits. Del mismo modo que aprendemos a decir mamá o papá, repitiendo lo que nos repiten una y otra vez, podemos también aprender a leer, a lograr un pensamiento matemático, e incluso a desarrollar aspectos físicos, sensoriales y sociales. La repetición sistemática y secuencial de estímulos o ejercicios, y de actividades con base científica, refuerzan las áreas neuronales de los bebés.

Durante la estimulación, no solo se potenciará adecuadamente el desarrollo motriz, cognitivo, social y emocional del bebé, como también se respetará su desarrollo individual, sus capacidades, su predisposición, y su ritmo. Cada niño es único y diferente, y los padres lo deben tener muy en cuenta a la hora de estimularle. El bebé deberá vivir libremente esta experiencia y no como una obligación. Jamás se deberá forzar al niño a que haga alguna actividad para la que él no esté preparado ni suficientemente estimulado. El bebé debe sentirse libre y motivado para mantener siempre una buena autoestima durante todo el proceso de aprendizaje. Por esta razón los padres deben respetar su desarrollo individual, evitando comparaciones y presiones sobre su hijo.

Los padres también aprenderán y crecerán en su tarea de padres durante la estimulación de su hijo. Antes de empezar con la estimulación del bebé es importante que ellos conozcan las etapas de desarrollo de un bebé para que puedan presentarle los estímulos y las actividades adecuados a su edad y capacidades.
La estimulación del bebé reforzará el vínculo emocional con los padres
La estimulación empieza con actividades de contacto con el bebé. Se reforzará el vínculo emocional, afectivo, a través de masajes y estímulos sensoriales, entre padres e hijo. A partir de ahí se dará inicio a las actividades de motricidad gruesa, fina, de concentración y de lenguaje. El juego es una efectiva herramienta de estimulación para los bebés. A través del juego, los padres pueden observar el comportamiento de su hijo y conocer sus necesidades, deseos, gustos, e inquietudes.
En la estimulación temprana se debe buscar el equilibrio. Por eso, debe ser integral, tanto física como intelectual. Si un niño solo aprende a jugar con la pelota y no es adecuadamente estimulado en la lectura, por ejemplo, será un genio en el deporte, pero se sentirá incapaz de leer un libro. La estimulación temprana debe circular por todos los caminos: físico, intelectual, emocional, en todos. Otra cosa es que al niño se le dé mejor la lectura que a jugar al baloncesto. Eso ya será una opción personal del niño y se debe respetarla. En todo caso, la estimulación debe, a través de experiencias y habilidades, crear la motivación en los niños. Niños motivados son niños felices.

Si los padres optan por la estimulación temprana, deben tener claro que esta decisión les exigirá una cierta dedicación al día. Muchos padres opinan que es muy efectiva y provechosa, por lo menos en lo que se refiere al tiempo que comparten con sus hijos.
Consejos de estimulación temprana de los bebés para los padres
1- Respetar el tiempo de respuesta de tu hijo. Elija un momento tranquilo para jugar con él. Evite jugar con tu hijo cuando notes que él está cansado y sobrecargarlo de tareas y de estímulos.
2- Elije objetos agradables al tacto, al oído, al paladar, y que sean, claro, seguros.
3- Los juegos deben ir acompañados por canciones, palabras y sonrisas. De cariño y dulzura, también
4- El juego tiene que ser algo placentero, para los dos.
5- Aproveche el momento del baño para dar un masaje a tu hijo.
6- Use la música mientras llevas a tu hijo en el coche o en casa.
7- Enseña libros a tu hijo. Se es un bebé, hay libros de tela, de plástico, con olores y distintas texturas.
8- Cuenta cuentos a tu hijo antes de dormir.

PARA SEGUIR APRENDIENDO SOBRE ESTIMULACIÓN TEMPRANA

En este apartado encontramos algunas direcciones y sitios de interés que nos informan más ampliamente sobre el tema que estamos tratando:

http://www.babysitio.com/bebe/estimulacion_temprana.php#2http://www.psicopedagogia.com/articulos/?articulo=667




www.crianzanatural.com/art/art11.html

www.scribd.com/doc/7257253/Juegos-Estimulacion-Temprana-Bebes-01ano

A continuación introduzco una dirección de una asociación situada en Madrid que se dedica a la estimulación temprana en niños sanos y niños con problemas cerebrales, asesoramiento a padres, cursos a profesionales,etc. Sus fundadores son discípulos de Glenn Doman, aunque la asociación es independiente a su fundación:




http://www.vegakids.com/